Imprimir Enviar a un amigo
Visitas: 30,711
Inicio Historia de Chile / La Colonia / Las instituciones civiles

Historia de Chile: La Colonia.

La Iglesia católica

        
La Iglesia católica FOTO: Los jesuitas no sólo tenían ambiciones evangélicas sino también aspiraban a dominar política y económicamente la situación.

La institución religiosa desempeñó un papel activo en la colonización americana y de modo concreto en el caso chileno. Las bulas pontificias concedidas a la Corona de Castilla después del descubrimiento y en la primera mitad del siglo XVI definieron el papel evangelizador asignado a la monarquía hispánica a la vez que legitimaban la Conquista. Los Reyes Católicos y sus sucesores quedaron obligados a promover la conversión de los indígenas y constituyeron un Patronato Real sobre la Iglesia de Indias, por el que aseguraba la retribución del clero, la construcción de iglesias, catedrales, conventos y hospitales. Como consecuencia de esa relación, la Iglesia americana quedaba sometida al poder secular en medida muy superior a como lo estaba en Europa. La Corona española se reservaba el derecho de proponer todas las dignidades eclesiásticas, velaba para que los predicadores no sostuvieran ideas que fuesen contrarias a la política de la Conquista y se reservaba autorizar el «pase de Indias», permiso requerido a todo clérigo que solicitase marchar a América.

Las condiciones de la colonización, la inseguridad y riesgos a los que debieron habituarse los colonos, los periódicos desastres naturales y, sobre todo, los crónicos reveses que conoció la conquista chilena potenciaron la devoción religiosa de los pobladores, más allá de la tendencia a la espiritualidad que podía hallarse en Europa en el siglo de la Contrarreforma. Fueron así frecuentes los legados testamentarios en favor de la Iglesia, en forma de tierras y censos (créditos transmisibles). El patrimonio eclesiástico no cesó de crecer en Chile. A las capellanías (bienes legados para pagar misas y oraciones) se unía el diezmo que recaía sobre los blancos y mestizos. El clero percibía también en muchos casos el tributo del indígena y disponía de haciendas trabajadas como lo eran el resto, mediante encomendados, esclavos indígenas o asalariados. Percibía además una fracción de lo que se pagaba a los indígenas encomendados en razón de la protección que les dispensaba.



  Continuar Leyendo en La Colonia
La pintura colonial en Chile

La pintura colonial en Chile

Las primeras pinturas llegadas a Chile fueron representaciones religiosas importadas, que eran reali...

La economía

La economía

De acuerdo a los principios mercantilistas existentes durante la Colonia, la riqueza de cada nación ...

Las Leyes Nuevas y la regulación del trabajo indígena

Las Leyes Nuevas habían ratificado asimismo la prohibición de la esclavitud de indígenas y las encom...

La vida cotidiana

La vida cotidiana

Durante el siglo XVIII la vida familiar cambió rotundamente. Las reuniones sociales adquirieron gran importancia entre la clase alta y media. En ellas, las mujeres se dedicaban a jugar a la lotería, a las prendas y al tonto (juego de naipes), mientras que los hombres jugaban ajedrez y damas. Las f...

La sociedad colonial

La sociedad colonial

Al frente de la jerarquía social de la Colonia se situaban los descendientes de los conquistadores que en los repartos habían recibido encomiendas. El sistema de encomiendas, empero, fue agotándose y en el siglo XVII alcanzaron preeminencia los propietarios de haciendas y de los limitados obrajes...

La Real Audiencia

Las audiencias desempeñaron un papel destacado en la administración colonial. Se organizaban a modo de una autoridad colegiada, con un presidente, cuatro oidores o jueces (serían cinco cuando finalizó...

La administración colonial

Desde un comienzo, España centralizó todo lo referente a la administración de las colonias que poseía en América y Asia, teniendo a la cabeza de esta organización al rey, quien era asesorado por el Re...